Blog del Broker

Compras seguras en Black Friday y Cyber Monday, ¿cuáles son las ciberestafas más frecuentes?

By 26 de noviembre de 2021No Comments
Hoy se celebra el Black Friday, una fecha clave para los que quieren anticiparse a las compras navideñas y conseguir descuentos y ofertas exclusivas. Cada vez son más las empresas que se suman al carro de los grandes eventos comerciales, como el Black Friday y Cyber Monday, ofreciendo promociones y rebajas en sus tiendas y, sobre todo, en sus comercios electrónicos.  

Las compras online son la solución perfecta para comprar sin tener que salir de casa y evitar aglomeraciones y colas. Ocasiones como Black Friday o Cyber Monday demuestran lo fácil y rápido que es hacerse con artículos y regalos con un solo clic y recibirlos en casa al poco tiempo.

Sin embargo, no es oro todo lo que reluce con las compras por internet: es importante recordar que hay que guardar ciertas precauciones a la hora de compartir datos privados por internet, como contraseñas o números de tarjeta. Todo lo que está en línea está al alcance de los hackers informáticos y las operaciones por internet masivas conllevan peligros, fraudes y estafas que son necesarias conocer antes de realizar pagos por internet.

Por eso, es importante conocer las ciberestafas más frecuentes a las que prestar atención siempre que realices una compra y, más aún, en Black Friday y Ciber Monday:

PHISHING:

Seguro que te ha pasado más de una vez: abres tu correo electrónico y aparecen mensajes de empresas conocidas, y probablemente de confianza, indicando que debes actualizar datos de tu tarjeta, confirmar claves de acceso o, en definitiva, compartir algún dato personal. Con este tipo de mensajes hay tener cuidado siempre, pero aún más tras las compras que hagas en Black Friday, ya que se pueden hacer pasar por alguna tienda online en la que hayas comprado con tu tarjeta bancaria.

Esta es una de las estafas más comunes en los últimos años y se conoce como Phishing (“pesca”, en inglés) porque, básicamente, intenta que muerdas el anzuelo. Mediante esta estafa, obtienen información con la que pueden entrar en tu cuenta de cliente, cambiar la contraseña y la dirección de entrega y tener vía libre para realizar compras no autorizadas. Se aprovechan de que muchas personas no suelen revisar a diario sus movimientos bancarios, con lo que este tipo de estafa puede pasar desapercibida. Así que es muy recomendable que compruebes bien todos los cargos bancarios tras tus compras de Black Friday.

Por suerte, estos mails fraudulentos suelen ser fáciles de identificar si prestas atención a los detalles:
  • Suelen llevar archivos adjuntos, ¡desconfía siempre y no los abras! Pueden ocultar un virus informático que se instala en tu ordenador automáticamente al abrir el documento.
  • La dirección de correo es falsa. Si aparecen muchos números y letras en la dirección de correo, desconfía. Comprueba siempre que se trate de un correo electrónico oficial de la entidad.
  • Revisa y comprueba los enlaces que contenga el mensaje antes de hacer clic: intentan dirigirte a una página falsa que simula ser la web de la entidad para robar tus credenciales de acceso.
  • Y, muy importante, si se hacen pasar por tu entidad bancaria, debes saber que el banco nunca te pediría por correo electrónico ni por SMS que facilites tus claves de acceso a la banca electrónica o los datos de tus tarjetas de crédito. En caso de recibir una solicitud de este tipo, ponte en contacto con tu entidad.
SMISHING, VISHING Y PHARMING:

Esta estafa tiene otras variantes a través de SMS (smishing), llamadas telefónicas (vishing) o mediante páginas web falsas (pharming). En tus compras de Black Friday y Cyber Monday, revisa también todo lo que recibas por estas vías.

En el caso de Smishing, te llegará un mensaje de texto o por WhatsApp para comunicar que se ha realizado una compra sospechosa con tu tarjeta de crédito.

En el mensaje se facilita el supuesto número de teléfono con el que contactar con el banco. En el momento en que realices la llamada, como en los casos anteriores, se solicitará la información “necesaria” para proceder a cancelar la compra. Al dárselo, estás mordiendo el anzuelo: con esta información tienen todos los datos para operar a sus anchas con tu dinero.

VISHING:

Los estafadores también pueden suplantar la identidad del banco u otras entidades a través de voz con el fraude Vishing. En este caso, recibirás una llamada que recrea una voz automatizada similar a la de los contestadores automáticos que utilizan las entidades bancarias para realizar o atender llamadas. Al igual que en el caso de Smishing, no te fíes de estas llamadas que pretenden obtener información delicada. Comprueba la veracidad de esta llamada mediante los datos de contacto oficiales de tu entidad.

PHARMING:

La última estafa de este tipo es el Pharming, que consiste en “disfrazar” páginas web de empresas para que parezcan las oficiales y obtener así la información que se introduzca en ellas.

Para no caer en la trampa de este tipo de sitios webs maliciosos, evita registrarte en páginas sospechosas, verifica siempre la reputación de la tienda y los vendedores antes de realizar compras en línea y no compartas tus datos bancarios si estás conectado a una red WiFi compartida o pública.

Ahora que conoces las diferentes formas que tienen los ciberdelicuentes para robar tus datos personales, presta mucha atención a ellas durante los días que realices compras por internet y ¡disfruta de un Black Friday seguro!

VER MÁS

NOTICIAS